Ten miedo, pero no seas cobarde

No es de cobardes huir de aquello que nos da miedo.

Es el instinto de supervivencia el que hace que nos alejemos con todas nuestras fuerzas de lo que nos daña.

 

Por eso siempre buscamos a personas y lugares que nos hagan sentir a salvo. Con quienes olvidemos que somos vulnerables. Donde no tengamos miedo a ser atacados.

 

Sin embargo, otras veces huimos por motivos bien distintos.

 

Aunque nos quieran, pensamos que no durará eternamente y que en el futuro acabaremos sufriendo, por eso hacemos lo imposible por protegernos.

Tratamos de aislarnos de todo cuanto nos rodea. Intentando escapare de nuestros sentimientos, de los que nos conocen e incluso de nosotros mismos.

 

Cerramos nuestro corazón. Nos convencemos de que es lo mejor, de que así nada podrá dañarnos.

 

Una carrera donde somos el único participante. En la que no hay ganadores, solo vencidos.

 

Pero eso no es tener miedo, es ser cobarde.

Pobre solución.

Difícil salvación.

Anuncios

Publicado por

Tiago Espinosa

Escribí para olvidar y terminé recordándolo todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s