A la derecha

No por conocido

resulta menos interesante el juego.

 

No por excitante,

menos aburrido.

 

Al menos hasta que

pasado el principio

dejamos de ser extraños.

 

Entonces todo se vuelve espeso:

monotonía y desengaño

 

Y al final te miro y me pregunto.

¿Acaso sigo mereciendo la pena?

 

Anuncios

Publicado por

Tiago Espinosa

Escribí para olvidar y terminé recordándolo todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s