Huída

Y no será porque no lo intenté,

créeme.

 

Una vez por la mañana, 

dos o tres cada tarde

y algunas cuantas más antes de ir a dormir.

Pero fue del todo imposible.

 

Una frase, una imagen o un gesto

que me recordasen a ti eran suficientes

para que todo, de nuevo, volviese a desmoronarse.

 

Traté de huir.

Me moví por otros lugares,

hablé con otras personas e incluso llegué a encerrarme en mí mismo.

Hice todo lo posible por salir del bucle.

 

Y sin embargo,

siempre

seguías ahí esperándome.

 

Habitas dentro de mí

tardé tiempo en comprenderlo

por eso no importa dónde vaya.

 

Una fotografía de lo que eras [e imagino sigues siendo]

con autonomía para moverse a su antojo por mi interior.

 

Y me miras,

claro que me miras.

 

Es lo que quiero que hagas

aunque eso siga dejándome inútil y en los huesos.

 

No puedo decir basta.

¡Quédate un poco más!

 

Te lo pido por favor…

Anuncios

Publicado por

Tiago Espinosa

Escribí para olvidar y terminé recordándolo todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s